“No te creo, No me convences”

“No te creo, No me convences” eran las palabras preferidas de Konstantin Sergeevich Alekseyev, más conocido en el mundo del arte como Konstantin Stanislavsky
Stanislavski comenzó la búsqueda de un sistema de actuación para ayudar a los actores a ser dueños de su arte plenamente. La influencia de su método ha arrasado en el teatro durante décadas.
Stanislavski quiso adentrarse en los misterios del arte del actor y conocer las leyes que lo regían basándose en su propia experiencia y en la de otros artistas contemporáneos y antecesores. El arte que sale del espíritu y el corazón del artista, permite actuar con el máximo de eficacia en el espíritu y el corazón del espectador, enriqueciéndole el alma y formando su inteligencia.
Su “Método”, ha sido descrito y aceptado como la Biblia del teatro occidental de este siglo.
De igual forma en la publicidad hemos pasado en los últimos años de la total hegemonía del binomio Marca/Fabricante a ceder todo el poder en manos del consumidor, ahora las Marcas ya no pertenecen a sus propietarios sino a sus Consumidores/Seguidores.
El mensaje ya no es unidireccional, existe no solo un mayor acceso a la información, los generadores principales de las marcas son sus propios seguidores convirtiéndose en Apóstoles de la marca.
Al igual que Método Stanislavski las marcas deben responder a este tantra “No te creo, No me convences”
Principios publicitarios del Sistema Stanislavski
Concentración: Responder al target aprendiendo a pensar como la Marca que estamos interpretando.
Sentido de verdad: Diferenciar entre los valores intrínsecos y la Brand Experience artificial. Stanislavski creía que existen leyes naturales de la actuación que se deben seguir, en publicidad basta con “entrevistar” al producto/servicio.
Circunstancias dadas: Analiza el briefing y genera la Brand Experience a partir de valores orgánicos y no con falsas circunstancias aplicables a cualquier marca.
Relajación: Si no te divierte lo que haces, es que no es bueno lo que haces. No te obsesiones con la meta, disfruta del camino.
Trabajar con los sentidos: Descubrir la base sensorial del trabajo; aprender a memorizar y recordar sensaciones, comúnmente llamada “memoria sensorial” y/o “memoria afectiva”; aprendiendo a trabajar desde pequeñas sensaciones, expandiéndola, técnica llamada por Stanislavski “esferas de atención”.
Comunicación y Contacto: Sin violar el contenido del briefing desarrolla la habilidad de interactuar con otros departamentos (logística, distribución, contabilidad, etc) . Las Marcas no son conceptos estancos
Estado mental creativo: Es una culminación automática de todos los pasos previos.
Lógica y credibilidad: Descubrir cómo es verdadero que la suma de objetivos combinados son consistentes y coherentes, y que ellos se encuentran en línea con el briefing como un todo.
Luchar contra la palabra “ego” no eres el centro del universo, escucha sinceramente las réplicas.
Hablar siempre con naturalidad y sinceridad.
Cuando no tienes nada que decir la mejor opción es el silencio. Nunca hay que precipitarse, en un monólogo los silencios pueden creerse que son detenciones, pero no lo son el absoluto, son “conversaciones con el silencio”.
Cuando un Creativo no está capacitado lo suficiente, sin remedio alguno se pierde, deja de vivir con los sentimientos e ideas de su Marca.
Si el Creativo ve por sí mismo aquello sobre lo que debe hablar a su interlocutor, conseguirá conquistar la atención del target con sus visiones, convicciones, creencias. Con sus sentimientos.
Al presentarse la Marca ante el target como una persona viva, la más pequeña falta de autenticidad de su actitud interna o externa obligará inmediatamente a un usuario perceptivo a ponerse en guardia.
El Creativo debe aprender a visualizar los sucesos de la vida del target, para que así, al hablar con ellos, comunique al menos una pequeña parte de lo que sabe acerca de los mismos.
Los grandes Creativos son los que saben escuchar todo lo que ocurre en escena. Las mejores ideas son las que uno acaba pensando: “Cómo no se me habrá ocurrido esto a mi